Lavar pelo después de un trasplante capilar

Cómo lavar el pelo después de un trasplante capilar

De entre todos los cuidados y precauciones que se deben tomar, saber cómo lavar el pelo después de un trasplante capilar resulta esencial, pues es algo que tendrás que hacer a menudo y desde los primeros días tras la intervención. Te contamos hoy cómo hacerlo de manera efectiva.

Lavarse el pelo después de un trasplante capilar: paso a paso

Cuando termines este post verás que este cuidado es realmente sencillo y no te va a suponer ningún tipo de esfuerzo. De hecho, es posible que incluso adquieras nuevos hábitos más adecuados para el cuidado capilar general y los mantengas.

Temperatura

La temperatura del agua debe ser lo más fresca posible, siempre con la intención de cerrar los accesos a los folículos, de manera que estos queden menos expuestos. Esto se debe mantener tanto para mojar la cabeza como para enjuagarla después. Entendemos que no todas las épocas del año son adecuadas para ducharse con agua fría pero trata siempre de ponerla a la mínima graduación soportable; ¡son sólo unos días!

Presión

En cuanto a la presión, es importantísimo que esta sea mínima durante los primeros lavados. Por ello, si no cuentas con alcachofa de ducha regulable y la tuya es potente, te aconsejamos incluso que vuelques el agua desde un recipiente (un vaso, un jarroncito, una botella…) sobre tu cabeza.

Atención personalizada trasplante pelo

Champú específico

Tendrás que tuilizar el champú específico que se te aconseje en consulta. Este no es para toda la vida, no te preocupes, sólo debes usarlo durante algunas etapas. En función de cómo se desarrolle el proceso evolutivo volverás antes o después a utilizar un champú común.

Ya de paso, no dudes y pide consejo sobre los mejores post cirugía capilar puesto que las opciones en el mercado son infinitas.

Aplicación del champú

El champú debe hacerse espuma en nuestras manos, frotándolo entre ambas palmas, no en nuestra cabeza.

Con las manos llenas de espuma, aplícalas por toda la cabeza. La zona receptora se adormilará por lo que debes controlar tu fuerza; palmea o pulsa suavemente aquí. En la donante sí puedes dar masajes pero muy suaves y sin tirones ni prisa.

Secado

Debes secar tu cabello a toquecitos, obviamente sin frotar y sin apretar en exceso. Aunque no pasa nada si lo haces con toalla (exclusiva para ti), nosotros aconsejamos el uso de papel de celulosa de alta calidad y con alto poder absorbente.

Espuma u otros tratamientos

Debes utilizar cualquier otro tratamiento o producto de acabado post lavado que se te indique en consulta (el más común es la espuma). Además, puedes usar otros productos, siempre y cuando el profesional los haya visto personalmente y haya dado su visto bueno, o bien aquellos que te proponga como alternativa hasta pasado un cierto tiempo.

evolución tras implante capilar con fue

Costras

Finalmente, no podemos dejar pasar el tema de las costras. Estas se forman con los lavados. Las postillas de cada incisión comienzan a reblandecerse con el agua, expandiese, secarse y, de nuevo, reblandecerse, etc.

Sabemos que resulta poco estético pero nunca, bajo ningún concepto, hagas nada para facilitar que esas costras caigan mientras te lavas el pelo después del injerto capilar (ni en ningún otro momento), pues podrías ocasionar que cayese tu folículo.

Esto es todo lo que debes considerar para lavar el pelo después de un injerto capilar; ¡nada del otro mundo, suavidad y tacto!

Artículos relacionados: