Trasplante capilar manual vs con robot Artas

Injerto capilar manual vs con robot automatizado, ¿qué es mejor?

En esta ocasión traemos una comparativa injerto capilar manual vs con robot automatizado. Lo hacemos con la idea de que comprendas un poco mejor cómo funcionan ambos métodos y para que te forjes una opinión sobre las ventajas y/o desventajas de cada uno de ellos.

En una era absolutamente tecnológica donde los robots y elementos animatrónicos están a la orden del día en muchos sectores, es común preguntarse si se debería apostar por un robot automatizado para trabajar en nuestro tratamiento de injerto capilar. De hecho, ya se utilizan robots en otras ramas médicas como las cirugías gástricas con un notable éxito y, por ello, cada vez más usuarios nos preguntan sobre su uso.

Aún así, vemos concretamente para este sector del tratado del cabello si realmente vale la pena o no optar por un robot como ejecutor de la intervención.

– Robot automatizado ARTAS para el injerto capilar

  • Únicamente realiza las laceraciones donde se injertarán los cabellos. No puede realizar todo el proceso, ni siquiera una gran parte de él. Por este motivo, no se puede considerar siquiera un método para el injerto capilar sino solamente un complemento.
  • El diámetro del punch del brazo robótico es de 1 mm como mínimo.
  • Por lo general, y para recuperar la inversión por la compra de este aparato, en las clínicas deben inflar los precios al paciente, por lo que, efectivamente, el tratamiento es más costoso.
  • Requiere que la zona de extracción se rasure.
  • El paciente debe permanecer inmóvil, ataviado con un dispositivo que incluye cables y otros elementos de circuitos de corriente. Este no es que sea incómodo pero tampoco ayuda a que la persona se sienta cómoda. Requiere de un gasto de tiempo si se necesita ir al baño o realizar algún movimiento repentino.
  • Esta placa hace que no se pueda extraer cabello de zonas irregulares, lo que limita el tamaño de la zona receptora, obligándonos a despoblarla en mayor medida que si contásemos con otras zonas.
  • Como cualquier máquina, un robot automatizado puede fallar. Esto significaría el fracaso de nuestro tratamiento y supondría que tuviésemos que volver a consulta, quedando nuestro tratamiento a medias. Además, el tiempo de reparación es bastante alto debido a que no es una máquina común. Si hemos viajado fuera, este infortunio nos costaría muchísimo dinero.

Robot ARTAS para trasplante capilar

+ Cirujano experto en trasplantes de pelo

  • Un cirujano puede encargarse, de manera profesional, de absolutamente todo el proceso, dando ese toque humano y personalizado para un resultado más natural.
  • Su bisturí es de 0.7 mm. En ocasiones, se puede utilizar uno de un tamaño superior, con una medida máxima de 1 mm, pero esto no es necesario. Una incisión pequeña hace que el cuero cabelludo y los folículos no se dañen tanto y que, además, se extraiga un mayor número de unidades de una zona de cierto tamaño.
  • Solamente pagas la mano de obra y los útiles médicos convencionales.
  • Puedes mantener una larga cabellera.
  • El paciente tiene total libertad de movimiento puesto que nada le ata a la “mesa de operaciones”.
  • Manualmente, se puede extraer pelo de cualquier zona que, previamente estudiada, sea una buena candidata como donante; no hay limitaciones, lo que nos permite diseminar el grueso de cabellos extraídos, logrando que esto no sea tan visible.
  • Moverse de manera repentina, previo aviso, no supone una gran pérdida de tiempo.
  • La indisposición de un cirujano, en una gran clínica de implantes capilares, puede suplirse de manera casi inmediata, a veces, incluso, en pocas horas.

Intervención de trasplante de pelo

Conclusiones

Con el robot ARTAS se realizan grandes perforaciones en la piel para extraer los folículos del área donante. El margen de error puede ser lo suficientemente grande como para que un cirujano tenga que cambiar a mitad del procedimiento a una extracción manual FUE, así que las tasas de daño folicular son elevadas.

El gran punzón de la máquina crea incisiones más grandes de lo que lo haría un cirujano experto a mano, produciendo más trauma y cicatrices. ARTAS es una máquina, por lo que no puede proporcionar esos pequeños ajustes constantes y necesarios para llevar a cabo un trasplante capilar de aspecto natural, que es el resultado que todo paciente busca.

La opción de hacerse un injerto capilar con el método FUE por un doctor de reconocida experiencia y profesionalidad como lo es el dr. Ugur Altuntas, es siempre la mejor a la que podemos optar si queremos un resultado natural y efectivo.

Resultados implante capilar

Artículos relacionados: