Trasplante cabello en Turquía

¿En qué consiste un trasplante capilar en Turquía?

Es de agradecer que, en la actualidad, disfrutemos de diferentes métodos para lograr luchar contra la alopecia. Uno de ellos, que es el que mejores resultados da, es el injerto de pelo propio en las zonas donde más lo necesitamos. ¿Quieres saber en qué consiste un trasplante capilar?

¿Qué es un trasplante capilar exactamente?

Atendiendo al concepto en sí mismo, que lo explica perfectamente, tenemos que un trasplante capilar es la introducción de cabello en el tejido de una persona.

Poniéndonos un poco más específicos, tenemos que el injerto se realiza más específicamente con los folículos pilosos, no con los cabellos en sí. Otro aspecto a destacar es que el trasplante se realiza con material del mismo paciente.

Esto es, un trasplante capilar no es otra cosa que ponerse pelo que tenemos en buenas condiciones en zonas que nos falta.

¿Cómo se realiza?

En primer lugar, debemos diferenciar las zonas donante y receptora.

  • La zona donante es aquella en la que se encuentras folículos aptos para ser removidos e injertados. Es decir, estos deben estar en buen estado y ser capaces de mantenerse (si generamos cierta hormona es posible que, con el paso del tiempo, se caigan) y, además, debemos considerar que la zona se encuentre lo suficientemente poblada como para que no se note su ausencia. Lo general es utilizar tanto cabello de la zona inferior trasera como de los laterales.
  • La zona receptora es aquella en la que el cabello se ha ido cayendo y se encuentra falta de folículos. Suele ser la zona de las entradas o, directamente, la zona superior.

Trasplante de pelo en Turquía

En cuanto al procedimiento, con la técnica FUE, después del estudio del caso, el diagnóstico y la consideración de que se trate del procedimiento adecuado:

  1. Rasuramos la zona donante y alrededores. Lo habitual es rasurar toda la cabeza. Es posible el camuflaje del rasurado, realizándolo al mínimo y colocando, después, cortinillas.
  2. Adormecemos la zona utilizando anestesia local.
  3. Se extraen los folículos que van a ser trasplantados, escogidos de las zonas más adecuadas y considerando no despoblar estas. Ello se realiza con microbisturís de cilindro con un diámetro inferior al milímetro.
  4. Estos son preparados al microscopio.
  5. El siguiente paso es realizar microincisiones en las zona receptoras.
  6. En cada una de ellas se introducirá una unidad folicular que incluirá entre uno y cuatro folículos pilosos.

Resultados y consideraciones

Antes de terminar, es conveniente recordar algunos puntos, sencillos pero esenciales a la hora de obtener toda la información necesaria si estás pensando en realizarte un trasplante capilar.

  • La técnica FUE no deja cicatrices.
  • Se mantiene la densidad en la zona donante.
  • El postoperatorio es menos duradero.
  • Como máxima, en un año y medio tu melena lucirá completamente natural, con el resultado definitivo. Esto ocurre, normalmente, sobre el mes 12, sin embargo, hay ocasiones en las que el proceso es un pelín más lento.
  • Si se ha escogido sabiamente folículo a folículo, con pelos que están programados para seguir creciendo, este pelo injertado no debería caerse nunca.
  • No todas las personas con alopecia son buenos candidatos.
  • Tampoco lo serás si no dispones de zonas donantes adecuadas.

¿Sigues teniendo dudas? Te recomendamos leer nuestro anterior post sobre recomendaciones antes de un trasplante capilar en Turquía.

Artículos relacionados: