Cuidados cabello trasplante pelo Turquia

Consejos para peinarse después de un implante de pelo

Son muchas las preocupaciones que tienen nuestros pacientes cuando nos contactan. Hemos hablado ya de cómo lavarse, de cuáles son los cuidados y las precauciones postcirugía, de cómo lograr lucir una melena sana durante el verano, hemos dado consejos previos y, por supuesto, hemos hecho un FAQ contestando a aquello que más preocupa. Ahora es el momento de hablar a nuestros lectores de otra de sus preocupaciones, sobre cómo peinarse después de un implante de pelo.

Cómo peinarse después de un implante de pelo

Veamos los momentos críticos en los que se producen los cambios principales en cuanto al peinado después de ponerse pelo.

Hasta los 15 días

Las dos primeras semanas (a no ser que el postoperatorio se complique) debes secarte el cabello de manera natural, dando suaves toques con una toalla para retirar el exceso de humedad y dejando secar al aire.

En cuanto al peinado, simplemente se debe utilizar un peine de púas medias para desenredar, lo suficiente para que no se hagan enredos que sean difíciles de deshacer ni tanto como para viciar el pelo o tirar de él más de la cuenta y de manera innecesaria.

Seguramente te toparás con descamaciones y costras. ¡Ni se te ocurra peinar firmemente sobre ellas con la idea de arrancarlas como el que no quiere la cosa! Deben mantenerse en el cuero cabelludo hasta que caigan por sí mismas y después, cuando estén en el pelo, tampoco debes cogerlas para retirarlas ni peinar y peinar para que se vayan deslizando “solas”.

No se deben aplicar mascarillas ni productos de acabado; sólo se usará el champú que se aconseje en consulta.

Cuidados peinarse después de trasplante pelo

Durante el siguiente mes

Se podrá comenzar a utilizar el secador a temperatura y velocidad mínimas y solamente después de haberte peinado, de manera que no potenciemos, con el aire, el efecto de los enredos, que serían mucho más difíciles de peinar después. Además, este debes pasarlo alejado del cuero cabelludo, al menos a 15 cm. Por supuesto, no cepillaremos el pelo a secador; este sólo servirá para secarnos la humedad, aunque nuestro consejos es hacerlo siempre de manera natural, independientemente de que te hayas puesto pelo o no.

Puedes hacerte peinados con la raya donde gustes así como trenzas y coletas flojas. Podrás utilizar productos de peinado y acabado aunque aconsejamos los de fijación suave.

También podrás llevar diademas, boinas, gorros, pañuelos y demás.

En adelante…

Después del mes y medio, cuando ya comience a crecerte nuevamente el cabello (notarás que se te cae en un proceso similar al de los dientes de leche) ya puedes peinarte tal y como lo harías normalmente. Nosotros aconsejamos hacerlo, por supuesto, de manera gradual, ir incorporando técnicas de peinado y secado de menos a más agresiva.

Podrás ir acercando el secador, utilizar productos de acabado más fuertes, hacerte peinados más tensos, aplicar calor directo con brushing, planchas, colocar horquillas, ganchos, hacerte moños, ponerte extensiones… En definitiva, una vez el proceso de crecimiento se normalice no habrá diferencia alguna en cuanto el peinado, sólo irá a mejor, pues podrás realizarte tratamientos que antes, por falta de pelo, no podías.

Artículos relacionados: